Por qué cuesta …

Langauge

Indudablemente, la mejor forma de mejorar el speaking es aprendiendo con un profesor nativo. Además, tal vez, puedes practicar con un(a) amigo/a nativ@ e incluso algún aficionad@ que tenga bastante nivel (y, también, ganas de enseñar) que te vaya guiando y corrigiendo.

¿Pero qué ocurre si, por las razones que sean, no tienes un profesor, o intercambio, para hablar?

Entonces, intentar hablar inglés es como intentar nadar sin flotador cuando aún no sabes nadar; te hundes continuamente.

Y ¿por qué te hundes?

Porque para poder hablar, más o menos, fluidamente hay que tener cierto dominio de las estructuras (conocerlas y utilizarlas activamente) y de la pronunciación que solo se puede alcanzar con horas de práctica.

¿Qué significa conocer estructuras y utilizarlas activamente?

Dicho de una manera más sencilla, se trata de saber exactamente qué oraciones debes utilizar en cada contexto y debes poder decirlas…

¿Por qué cuesta tanto hablar?

Volviendo al tema de conocer estructuras y utilizarlas activamente, lo que yo veo a diario en mis clases es que muchos alumnos conocen la estructuras pasivamente, es decir, saben la forma, y hasta el significado pero no lo reproducen.

¿Por qué pasa esto?

Por dos razones:

1.  Cuando intentan memorizar las estructuras NO captan todos los sonidos, ni recuerdan correctamente las palabras y su orden.

2.   Confunden las estructuras del español con las del inglés. Nota: Este es uno de los peores escollos. Sabrás que tu español tiene una fuerza tremenda y transforma todo lo que le llega desde el inglés.

Pongo un ejemplo.

Supongamos, que tengo que decir:

–  Es por eso que no voy a ir a cenar fuera.

En teoría, he aprendido que:

  • “es por eso” se dice: “that’s why”.
  • “no voy” : “I don’t go”
  • “cenar fuera se dice: ” to go out for dinner.”

No obstante, a la hora de hablar digo:

It’s for it that I don’t go to dinner out.

¿Qué ha ocurrido?

Que he traducido literalmente: Es por eso: for it – No voy: I don’t go – cenar fuera: dinner out, en lugar de haber dicho:

That’s why I’m not going out for dinner.

La conexión entre la estructura, el sonido y el significado es, a veces, algo que necesita un esfuerzo para conseguirlo. Por ello, hará falta que practiques en voz alta oraciones de todo tipo.

Si repito cientos de veces en voz alta “that’s why I’m not going out for dinner”,  con la estructura, pronunciación y entonación correcta, entonces, es muy probable que la siguiente vez que tenga que decir esto, o algo similar a esto, lo diga sin errores y, la oración incorrecta “it’s for it…” no vuelva interferir.

Y así siguiendo, utilizando chunking y la técnica del pasajero invisible: hablando en voz alta, cuando te desplaces en coche etc sol@, como si estuvieses hablando con una persona real.

Y finalmente, puedes ver más pistas aquí para progresar mientras vayas aprendiendo con las pautas arriba mencionadas.

¡Buen aprendizaje!

 

100 horas

Practice makes perfect.

 

Leave a Reply