¿Qúe hago? No entiendo cuando me hablan los angloparlantes

Para hablar y entender mejor inglés real, hay que:
1. Dominar la pronunciación,  y
2. Escuchar activamente.

Esto se nota en alguna forma u otra durante las clases particulares de inglés, todos los días de clase. Se nota bien sean l@s alumn@s  en el colegio o en el mundo de trabajo como jefe, supervisor, trabajador u otro profesional.

En este sentido, no es nada raro leer preguntas escritas por alumn@s como este:

“Soy un chaval de 27 años…  sencillamente: creo me he equivocado de destino. El PROBLEMA: mi trabajo es en inglés, por lo que estoy haciendo oído a marchas forzadas, me puedo defender en ciertas situaciones normales, porque para las entrevistas ya lo tenía casi automatizado. PERO parezco un indio muchas veces cuando me quiero expresar en una conversación, no me termina de salir la fluidez cuando hablo, a veces me siento mal, y más cuando no me entienden (o no entiendo) algo del trabajo que tengo que hacer, es un poco frustrante. 
El “problema” de la empresa es que es gente internacional, muchos acentos y maneras de hablarlo que a veces dificultan. 
Yo pensaba que estando en un entorno angloparlante el aprendizaje iba y DEBE ser más pronunciado; pero me siento un poco aislado, sumando que realmente soy nuevo en todo, compañeros, nuevo piso compartido, y, el punto fuerte: una personalidad bastante introvertida.
He tenido días de bastante malos, para que nos vamos a engañar.
Los siguientes pasos que estoy pensando, evidentemente, es apuntarme a unas clases de inglés aquí … para poder cogerlo cuanto antes, ¿o es posible con el uso que le estoy dando día a día? 
Sé que el tiempo da la razón, pero no estoy viendo mejora de momento, y si me cuesta hablar en español (no siempre, según el contexto), imagina en inglés con los compañeros, estarán pensando que soy el ser más antipático del mundo 😦
Creo mucho en mí, por eso he llegado hasta aquí, pero a veces me desmorono.

Respuesta:

Supón que con el nivel de inglés que tienes ahora tienes que irte a vivir y trabajar en Inglaterra, o a Estados Unidos- ¿Qué crees que te pasaría?

Lo que le ocurre a esta persona es que se está enfrentando, por primera vez, al inglés real en un entorno laboral internacional. Y lo cierto es que eso duele.

Duele por muchas razones:

  • Porque no estás en tu entorno junto a tu familia y amigos.
  • Porque desconoces los códigos de conducta o no te gustan.
  • Porque no puedes comer ni hacer lo que a ti te apetece.
  • Porque no les entiendes.
  • Porque no te entienden.
  • Porque te sientes un imbécil, quizás.
  • Porque aunque puedas expresarte, no puedes utilizar giros ni expresiones idiomáticas como en tu propia lengua, por tanto, tus habilidades lingüísticas se corresponden más con las de un niño pequeño.
  • Porque ya no eres tú.


Es al fin y al cabo es como una renuncia a tu personalidad, a lo que eres. ¿Resultado? Ganas de llorar en casos extremos – o, quizás ira, frustración o absoluta desesperación.

Understanding spoken language

Para paliar los problemas, y los de aquellos lectores que estén en una situación similar, hay distintos tipos de consejos: los psicológicos y los técnicos. Para progresar con el inglés tan importante es el aspecto emocional de la persona, como la forma de adquirir conocimientos.

 

Empecemos por los consejos psicológicos:

1. Ten paciencia

En el ejemplo arriba, tres semanas no es mucho. Hablar inglés (no chapurrear) más o menos correctamente en un entorno angloparlante requiere unos 10 o 12 meses de práctica diaria. Hablar con la fluidez de nivel avanzado requiere, al menos, el doble de tiempo. (Nota: estas son estimaciones aproximadas, para un pronóstico más exacto hay que estar a cada caso.)

Por tanto, empezar a preocuparse a las tres semanas de que no puedes expresarte con fluidez, es como si un corredor novato quisiese correr la maratón después de un entrenamiento de tres días.  ¿Qué pasaría? Pues, que desistiría a medio camino.

Recuerda que estamos hablando de “inglés real” (tanto el que hablan los nativos como el que se habla en ambientes internacionales), no de inglés de academia, ni cursos de inglés, ni libros de texto.

Además, si cometes el error de ir traduciéndolo todo (sobre todo en voz alta), irás impidiendo tu progreso. Es más: perderás la mitad de la conversación.

Hablar y entender bien (si nunca has estado en un entorno donde se hablara inglés habitualmente) requiere tiempo. Por ello, hace falta mucha PACIENCIA; un idioma nuevo lo requiere.

2. Ten cuidado con lo que piensas

Somos lo que pensamos que somos.

Traslademos esta idea al aprendizaje de un idioma. Si uno piensa que debería ser capaz de hablar fluidamente inglés, que debería entender más inglés y se enfoca en pensamientos negativos, no nos beneficiará mucho.

Los pensamientos negativos son una herramienta que nos ayuda a defendernos de los peligros, por ejemplo tenemos una mala impresión de alguien que nos amenaza, o un ambiente poco agradable nos da mala espina. No obstante, cuando no está en juego tu supervivencia este tipo de pensamiento es nocivo; solo sirve para derrumbarte un poco más.

Al aprender el idioma nuevo, entonces, hay que tomar aire, respirar hondo y decir: “¡A por ello!” y ya está. Y así un día, otro día, y otro día. Hasta que un día te encontrarás hablando mucho mejor y entendiéndolo casi todo. Y ya no estarás incómod@.

3. Piensa a largo plazo

  • Pensamiento negativo: “Esto me molesta; me voy. ¡Qué les den!” 
  • Pensamiento POSITIVO y para largo plazo:  “Aunque esto me incomode, estoy mejorando—y voy a aguantar y aprender lo más posible.

A menudo no es fácil pensar a largo plazo, porque no vemos más allá de nuestro día a día. Por tanto, hay que forzarse a hacerlo. Esto significa valorar cada situación en su justa medida y quitarle hierro a lo que nos molesta en cada momento.

Tienes ante varias riquezas que obtendrás si aprendes a aguantar y a pensar a largo plazo.

Ejemplos:

  • Aprender a hablar bien inglés u otro(s) idioma(s).
  • Conseguir una gran ventaja competitiva en el mercado laboral.
  • Saber trabajar y relacionarse en un ambiente internacional.
    Esto es igual a un súper currículo que le abrirá a las puertas a otros trabajos.
  • Ver el mundo desde otras perspectivas, no solo la que se trae de casa.
  • Poder relacionarse con gente de otras culturas y países.

Lo que ocurre es que para que pueda obtener todas estas riquezas, la vida le está pidiendo ya un precio; ese precio es el gran esfuerzo que debe hacer.

4. Automatiza
(Auto Pilot)

Conectando con los puntos anteriores, es muy importante fijar un plan y ejecutarlo día sí y día no, sin cuestionarse nada.

Una vez que te has decidido a ir, tienes un buen trabajo, y un montón de oportunidades a tu alrededor, no merece la pena torturarse pensando en que tu inglés es deficiente o que pareces “tonto” o antipátic@.

Es natural que estos pensamientos vengan a tu mente, pero debes aprender a ponerles freno porque marcarán la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Recuerda que hasta la persona con menos de habilidades del mundo, puede mejorar en cualquier ámbito de la vida si se lo propone de verdad.

Ciertamente, habrá quien logrará muchos mejores resultados que tú, pero no siempre el más rápido llega antes a la meta. Por eso, es importante automatizar y ejecutar tu plan hasta el final.

 

5. Aprende de los fracasos

Cuando te caes al suelo, lo único que puede ocurrir es que te levantes. Luego, si reflexionas sobre porqué te has caído, aprendes algo nuevo que antes no habías advertido. Por ejemplo, el suelo es resbaladizo, no deberías llevar zapatillas de andar por casa en ese suelo.

Figuradamente, esto es exactamente lo mismo que ocurre con el fracaso y el éxito en aprender un idioma nuevo.

Para triunfar, solemos estar obligados a fracasar primero. Si no fracasas, no obtienes la información necesaria para poder triunfar. Por eso, es que no es malo que no sepas, o te equivoques. Son precisamente esas equivocaciones y esa ignorancia las que te empujarán a aprender.


6. Pide ayuda

Contactar con otras personas que hayan estado en la misma situación. Haz un intercambio de idiomas todas las semanas para que tengas más oportunidades para practicar. A ser posible, se puede pedir ayuda en el trabajo. Siempre hay alguien con el que congenias mejor y que quizás puede echarte una mano.

7. Sé agradecido

Este consejo tiene mucho de libro de autoayuda y, por ello, parece un tanto gastado. Aún así, es útil porque ayuda a que no perdamos la perspectiva de las cosas.

Si en lugar de pensar solo en lo que nos falta, nos sentimos agradecidos con lo que ya tenemos: amigos, oportunidades, el camino que nos queda por recorrer. A veces, no es fácil de hacer. Por eso, hay que esforzarse desde que nos levantamos hasta que nos acostamos en ver porqué razones podemos estar agradecidos.

 

Ahora bien, pasemos a los consejos tecnicos:


8. Mira un Podcast

En los enlaces de este mismo blog, hay más de una sugerencia. 🙂

 

9. Peliculas y Series

Si quieres ver una serie o una película en inglés, pon subtítulos en inglés y no en tu idioma materno. ¿Quieres aprender a traducir o a entender y hablar?

Si prefieres, mírala en tu idioma materna el fin de semana (o mes) antes, para que ya conozcas el argumento.

10. Dominar los básicos
—incluyendo todos los temas imprescindibles tales como vocabulario para la aula, los verbos comunes y el orden de las palabras.

 

11. Analiza las situaciones en las que te enfrentas a diario y estudia el vocabulario específico 

Por ejemplo, si uno toma café con alguien en la oficina—¿de qué se habla? Del tiempo, de un nuevo proyecto.

Cada uno de estos temas tiene un vocabulario específico. Se puede ir estudiandolo poco a poco.

Si hablas por teléfono con un cliente o compañero de trabajo — ¿qué temas siempre suelen salir? Hazte con el vocabulario específico y practica en casa después de trabajar o los fines de semana.

Lo importante es que sean POCOS temas y que estudies las palabras nuevas en oraciones que repetirás en voz alta frente a un espejo. Recuerda siempre: no se trata de aprender el inglés escrito, sino el hablado. Por tanto, escucha y repite en voz alta muchas frases.


12. Pon a prueba todas tus ideas destinadas a mejorar tu inglés

La mejor academia la tienes en el trabajo y la practica, siempre y cuando el enfoque es en lo que he apuntado más arriba.

Ahora bien, para acabar: esta es mi opinión profesional, teniendo años de experiencia dando clases particulares de inglés en España.

¡Buen aprendizaje!

English language tuition, coaching and support with an experienced native teacher.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.